Saltar al contenido
Te encuentras en Mejores comparativas > Hogar > ¿Qué tener en cuenta al escoger un seguro de vida o jubilación?

¿Qué tener en cuenta al escoger un seguro de vida o jubilación?

El seguro de vida sigue siendo la inversión preferida de los españoles. Percibido como una inversión segura y fiscalmente eficiente, al tiempo que garantiza la disponibilidad de los ahorros, representa casi el 40  % de las inversiones financieras de los hogares. Su éxito se explica en gran medida por su flexibilidad, su funcionamiento adaptado a una diversidad de objetivos: financiar un proyecto, complementar la jubilación, preparar la sucesión… Pero, ¿cómo funciona exactamente un seguro de vida?

¿Qué tener en cuenta al escoger un seguro de vida y jubilación?

¿Qué es un seguro de vida?

Definición

El seguro de vida es un producto de ahorro gestionado por una compañía de seguros entre la que eliges el nivel y ritmo de tus pagos. Su objetivo es acumular y hacer crecer el capital para llevar a cabo sus proyectos.

Lo que diferencia a un seguro de vida de otras inversiones es que te permite, además, proteger a tus seres queridos a los que has designado como beneficiarios: en caso de fallecimiento, ellos reciben las sumas que has ahorrado, valoradas según los términos del contrato en condiciones fiscales muy ventajosas.

Tenga cuidado, sin embargo, de no confundir el seguro de vida y el seguro de decesos. El seguro de vida es una inversión: las sumas ahorradas en el contrato, revaluadas, se pagan al beneficiario en caso de fallecimiento. En el caso del seguro de decesos, eliges de antemano el nivel de capital que se pagará a los beneficiarios y pagas una contribución a cambio.

¿Por qué contratar un seguro de vida?

El seguro de vida es adecuado para múltiples propósitos.

Puede ser una forma de ahorrar para llevar a cabo un proyecto: pagar los estudios de tus hijos, preparar un viaje largo o un año sabático, ahorrar para la futura compra de un inmueble o financiar una obra… O simplemente para ir construyéndote poco a poco una capital. ¡Un objetivo preciso no es obligatorio!

No obstante, los seguros de vida se contratan con frecuencia para prepararse para la jubilación, debido a su gran flexibilidad y sus ventajas fiscales:

  • Flexibilidad durante la fase de acumulación de sus ahorros,
  • y flexibilidad también en las condiciones de salida.

Puede recuperar sus ahorros en forma de capital o en forma de renta vitalicia y así acumular ingresos adicionales de por vida. Un estudio en 2022 confirmaba que el 44  % de los trabajadores cree que el seguro de vida es el mejor producto de ahorro para prepararse para la jubilación, ¿Como elegir tu seguro de vida?, encuentra tu respuesta en ruta67.

Finalmente puede usar un seguro de vida para proteger el futuro de sus seres queridos. En efecto, el capital valorado se transmite en condiciones fiscales muy ventajosas, frente a la transmisión hereditaria, lo que lo convierte en una herramienta para la transmisión del patrimonio.

Todos estos objetivos son compatibles: puedes ahorrar para preparar un proyecto o tu jubilación, mientras proteges económicamente a tus seres queridos en caso de tu muerte. Y el capital siempre está disponible si es necesario (sujeto al acuerdo del beneficiario aceptante). Además, en caso de suceso fortuito (despido, jubilación anticipada, invalidez, cese de la actividad por cuenta propia a raíz de sentencia judicial de liquidación), las amortizaciones realizadas sobre el contrato están exentas del Impuesto sobre Sociedades.

Un impuesto ventajoso

Los seguros de vida se benefician de un régimen fiscal que sigue siendo muy ventajoso. La ley también ha abierto la posibilidad de transferir los activos de sus actuales contratos de seguro de vida a otros contratos (más recientes y, a menudo, más rentables) con la misma aseguradora. La transferencia puede ser total o parcial. El verdadero interés reside en la conservación de la anterioridad fiscal anexa al contrato inicial. Esta operación no tendrá la consideración de cierre del contrato vigente para la suscripción de uno nuevo.

Fiscalidad en caso de fallecimiento

En caso de fallecimiento, el capital del seguro de vida se transfiere a los beneficiarios designados en el contrato. El capital acumulado está totalmente exento de impuestos si el beneficiario elegido es su cónyuge o pareja de hecho.