Te encuentras en Mejores comparativas > Herramientas y bricolaje > Los mejores rodamientos rígidos para uso industrial

Los mejores rodamientos rígidos para uso industrial

Dentro del sector industrial, son muchos los elementos y herramientas que se vuelven imprescindibles para poder desarrollar las actividades de manera adecuada. En este sentido, los rodamientos se presentan como piezas clave dentro de los diversos procesos, al igual que los cojinetes.

Los mejores rodamientos rígidos para uso industrial

En el momento que se desarrolla prácticamente cualquier actividad industrial, una de las primeras cosas que hay que tener en cuenta es asegurarse de que se cuenta con todos los elementos y herramientas necesarios para llevar a cabo los procesos que se necesiten. Hay que decir que en la mayoría de industrias son muchos los artículos que se deben tener, con el fin de realizar la producción de la mejor forma posible.

Lo cierto es que hay que tener en cuenta un gran número de instrumentos para ello, sin embargo, los rodamientos se vuelven especialmente protagonistas. Se trata de unos elementos mecánicos que tienen como objetivo, enlazar dos elementos con el fin de hacer que funcione un mecanismo determinado. Gracias a ellos, se realiza lo que se llama una rotación relativa, con características como el bajo rozamiento, y mínimas cargas y presión.

En cualquier caso, algo que no hay que olvidar es saber la diferencia existente entre rodamientos y cojinetes, sabiendo que estos últimos, por norma general, son lisos y por tanto, no tienen añadidos elementos rodantes. Ahora que se conoce algo más en qué consisten estos elementos, es importante, a la hora de utilizarlos, saber los tipos que hay y cuáles son los más comunes en la industria.

De agujas

Los rodamientos de agujas vienen dotados con varios rodillos con forma de cilindro, que por norma general son alargados y más finos de lo habitual. Este tipo de rodamientos se utilizan con frecuencia en espacios que cuentan con un radial más limitado, así como cuando la transmisión, necesita una capacidad de carga mucho más elevada. Entre sus ventajas, hay que destacar que tienen una gran utilidad y funcionalidad en los mencionados espacios, al igual que son perfectos cuando se necesita una gran capacidad para la carga.

De bolas

Sin duda alguna, los rodamientos de bolas son de los más utilizados en el terreno industrial, precisamente por ello, es la opción más popular y extendida. Hay que decir que son rodamientos que cuentan con numerosas aplicaciones, debido a su versatilidad y funcionalidad. Generalmente, a la hora de aplicar este tipo de rodamientos, los expertos suelen tener claro el uso que va a darse, así como la carga que tendrá que soportar en cada momento. Su composición es compleja, ya que presentan cuatro partes diferenciadas, un anillo exterior y otro interior, un separador y, por supuesto, las bolas. 

Entre sus ventajas, hay que hacer especial hincapié en que funcionan a altas velocidades, también que son fáciles de utilizar y apenas necesitan de mantenimiento y que cuentan con una capacidad axial bastante baja.

De rodillos

Este tipo de rodamientos están dotados con un grupo de rodillos enjaulados con forma cilíndrica, a los que se añaden anillos interiores y exteriores y coronas también cilíndricas. Son muy útiles para evitar un mayor número de fricciones, contando con una gran resistencia cuando se producen aceleraciones o altas velocidades. Sus ventajas son múltiples, de esta manera, se puede decir que tienen la capacidad de soportar cargas radiales muy elevadas; se montan y desmontan con facilidad; y además, son perfectos para las velocidades de giro.

Axiales

Otros de los rodamientos que no hay que olvidar mencionar son los denominados como axiales. Teniendo en cuenta su nombre, es fácil reconocer para qué se utilizan normalmente y es que, este tipo de rodamientos, se fabrican con el objetivo de poder soportar grandes cargas axiales puras, así como responder a las mismas en el momento que sea necesario. No son recomendables para las cargas radiales y se pueden elegir entre dos tipos, o bien los de dirección simple, que trabajan con la carga en una sola dirección; o bien, de dirección doble, donde tienen la capacidad de adaptar la carga en ambos sentidos.

¿Cómo de util fue este artículo?

¡Ayudanos con tu voto!

Puntuación media 0 / 5. Cantidad de votos 0

Nadie a votado aún, puedes ser el primero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.