Te encuentras en Mejores comparativas > Cuidado personal > Teleconsulta médica: Ventajas, consejos y métodos

Teleconsulta médica: Ventajas, consejos y métodos

La teleconsulta médica está en auge: ¿cómo funcionan los sitios de consulta online? ¿Cuáles son las ventajas? ¿Cuáles son los precios ofrecidos? Aquí están todas las respuestas a sus preguntas sobre la teleconsulta médica.

El aumento de la teleconsulta y de las consultas médicas online no escapa a nadie: el aumento de las zonas calificadas como “desiertos médicos”, el efecto del confinamiento y la rápida expansión del Covid en 2020 han acelerado mucho la implantación local de las consultas a distancia.

Teleconsulta médica: Ventajas, consejos y métodos

Este nuevo enfoque de la medicina ha convencido a miles de pacientes y médicos: práctico, eficiente, rápido y tan cualitativo como una cita en el consultorio, la teleconsulta médica es una verdadera revolución.

En la actualidad coexisten varios sitios de teleconsulta: algunos ofrecen consultas de médicos generales y especialistas, otros están dedicados a patologías específicas (trastornos de la sexualidad, salud mental, óptica, etc.) y tienen la ventaja de realizar recetas médicas online.

¿Cómo funcionan las plataformas de teleconsulta? ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas? ¿Cuáles son las tarifas y métodos de reembolso? Aquí están todas las respuestas a las preguntas sobre la consulta online.

Teleconsulta: definición y marco legislativo

La telemedicina es una nueva forma de prestar atención con los mismos requisitos de calidad y seguridad que la atención presencial. Esta evolución de la medicina permite responder a varios desafíos: seguimiento de enfermedades crónicas, generalización del acceso a los rincones, mejor atención a personas aisladas, coordinación entre profesionales de la salud.

Ya se trate de un diagnóstico, de un consejo preventivo, de un especialista o de recetas de productos sanitarios: la consulta a distancia es una verdadera modalidad asistencial que complementa los trámites médicos necesarios. La teleconsulta está regulada por ley y, por tanto, integrada en el sistema clásico de atención medica española.

Teleconsulta: funcionamiento e instrucciones de uso

La teleconsulta es una consulta médica que se realiza a distancia, por vídeo. El paciente puede estar en casa o en movimiento, y el médico en su oficina: solo se requiere una buena conexión a Internet.

Una vez elegido el médico o especialidad, una cuenta de paciente creada en la plataforma, una franja horaria seleccionada, solo queda conectarse vía smartphone u ordenador para realizar la sesión. Los datos recogidos en la  Historia Clínica Personal  permiten encontrar la información imprescindible para la mejor atención posible.

Una vez realizada, la consulta será reembolsada de acuerdo a las condiciones de atención, la sectorización del profesional de la salud y la cobertura de salud del paciente. Los médicos podrán recetar recetas o exámenes adicionales, o incluso solicitar una cita médica física.

Consulta a distancia: ¿cuáles son los médicos que se ofrecen y las patologías que se tratan?

Las patologías atendidas y los profesionales sanitarios ofertados son muy variados: desde el médico de cabecera al dermatólogo, alergólogo, ginecólogo, oncólogo, psicólogo y psiquiatra, pero también pediatra, urólogo, endocrinólogo, dietista, infectólogo, enfermero, matrona, óptico….

¿Cómo beneficiarse de una receta, un certificado o una baja por enfermedad?

Como toda consulta médica, será posible la expedición de una receta, baja laboral o certificado médico cuando el practicante sea médico. El modo de recepción y envío dependerá de las plataformas de teleconsulta.

Teleconsulta médica: las ventajas

Si determinados tratamientos y reconocimientos médicos son incompatibles con la teleconsulta, consultar a un especialista a distancia también puede ser muy útil en determinados casos:

  • Patologías crónicas: determinadas situaciones o enfermedades requieren un seguimiento médico periódico, sin que sea necesario un examen físico sistemático. La telemedicina permite entonces que el profesional sanitario se mantenga en contacto con su paciente en casa, para controlar la evolución de los síntomas o la toma de medicación, por ejemplo. Esto evita que los pacientes tengan que acudir a la consulta de forma sistemática, al tiempo que garantiza un seguimiento coherente con las necesidades de su enfermedad.
  • Personas con discapacidad o inválidas: en caso de imposibilidad física o material para moverse, la teleconsulta se convierte en una excelente alternativa. Las personas mayores, discapacitadas o incapaces de ir a la oficina del cuidador, pueden así beneficiarse de una consulta en todas las circunstancias. Si el practicante lo considera necesario, puede completar la teleconsulta con un examen domiciliario.
  • Anuncio de los resultados de las pruebas: los análisis de sangre, los exámenes, las pruebas radiológicas y otras pruebas realizadas en el consultorio requieren una lectura cuidadosa y un informe del médico al paciente. La consulta física no es imprescindible, la teleconsulta ofrece entonces un inmenso ahorro de tiempo por el mismo servicio.
  • Patologías y síntomas leves: en el caso de síntomas que no sean graves o no requieran un examen en profundidad, la consulta médica a distancia puede permitir recibir rápidamente un consejo informado y, en su caso, una prescripción adecuada. Este es particularmente el caso de infecciones virales estacionales o dolores menores cuya causa se conoce (dolores de cabeza, dolores corporales, resfriados, irritaciones, fatiga temporal, dentición, etc.). El facultativo podrá dar consejo y receta a distancia, e indicar cita física si lo considera necesario. En caso de emergencia, debe llamar a los servicios dedicados: Samu (15), SOS Doctor, bomberos (18)…
  • Personas aisladas: algunas regiones sin un número suficiente de médicos no permiten que los médicos estén disponibles, a veces durante varias semanas. La consulta médica permite así dar respuesta a este problema y prestar servicios de idéntica calidad.

Teleconsultas: los límites

  • A diferencia de los casos anteriores, la consulta a distancia no se puede adaptar  para patologías y tratamientos que requieran una cita física y/o un examen en profundidad del paciente.
  • Por otro lado, la consulta online requiere disponer de una conexión a internet suficiente  y un equipamiento adecuado. Un teléfono inteligente puede ser suficiente, pero una computadora será más práctica.
  • Finalmente, algunas personas tendrán más dificultad con el distanciamiento físico y la falta de contacto. Este puede ser el caso de la atención psicológica. La presencia física del psiquiatra o del psicólogo puede resultar tranquilizadora y sentirla necesaria para el paciente.

¿Resultados de la teleconsulta?

Resultados muy positivos para estos servicios de consulta a distancia: además de ofrecer citas de similar calidad y dar respuestas o consejos a los pacientes que lo necesiten, esta modalidad de atención ofrece una mejor visión del estado de salud de las personas. Todos los  datos (protegidos)  se recopilan en la Historia Clínica Personal del paciente, lo que ayudará a los distintos facultativos a adaptar mejor el tratamiento.

¿Cómo de util fue este artículo?

¡Ayudanos con tu voto!

Puntuación media 0 / 5. Cantidad de votos 0

Nadie a votado aún, puedes ser el primero