Te encuentras en Mejores comparativas > Coche y moto > Wallbox, punto de recarga de vehículo eléctrico para casa o parking comunitario

Wallbox, punto de recarga de vehículo eléctrico para casa o parking comunitario

El wallbox es un dispositivo para recargar un coche eléctrico de la forma más segura posible reduciendo su tiempo de carga.

Una wallbox (caja de pared en inglés) es una caja que se adhiere a la pared (de ahí su nombre) para cargar un automóvil eléctrico. Es una de las posibles soluciones para que las personas recarguen su vehículo en casa. Así, se puede instalar en el garaje de un particular pero también en el aparcamiento de una empresa o una comunidad.

Wallbox

En casa o en el lugar de trabajo, Wallbox suele ser la solución más popular para los conductores de vehículos eléctricos. Este dispositivo tiene muchas ventajas, entre otras, porque permite recargar la batería de forma más rápida y fiable que a través de una toma de corriente.

¡El coche eléctrico tiene, entre otras ventajas, la de poder recargarse en casa sin tener que ir a la gasolinera! Queda por ver cómo realizar la recarga de forma rápida y segura. La solución: utilice un Wallbox.

¿Qué es un wallbox?

El Wallbox es una estación de carga para coche eléctrico que se presenta en forma de caja para fijar a la pared. Puede instalarlo en su garaje, en un edificio de apartamentos o en el estacionamiento de una empresa. Varios fabricantes de vehículos eléctricos, recomiendan esta solución de carga.

¿Cómo funciona un wallbox?

La wallbox está conectada a la red eléctrica mediante un circuito dedicado que puede soportar una carga mayor que un circuito doméstico normal. El Wallbox utiliza electricidad de la red que convierte en corriente eléctrica que puede ser asimilada por la batería de tu coche. Cuando se recarga con un tomacorriente doméstico, la electricidad debe pasar a través del convertidor interno del automóvil, también llamado “cargador de a bordo”. Esta operación ya no es necesaria cuando se utiliza un Wallbox.

Las ventajas de un wallbox

En un momento en que algunos centros comerciales deciden renunciar a la provisión de estaciones de carga gratuitas en sus aparcamientos y cuando ciertas redes de carga están aumentando sus precios, puede ser conveniente considerar la instalación de un wallbox.

Una de las principales ventajas de un wallbox es la seguridad. De hecho, en comparación con una simple toma de corriente doméstica, la wallbox proporciona una seguridad adicional debido a los dispositivos de protección integrados y la instalación eléctrica específica requerida, generalmente confiada a un profesional.

Este nivel adicional de seguridad permite una recarga más rápida de un automóvil eléctrico, que es la segunda ventaja de una caja de empotrar. De hecho, la recarga en un enchufe doméstico está legalmente limitada a 10 amperios en España. Un wallbox se puede recargar a 16 A en la mayoría de los casos, o incluso más según el modelo y la suscripción eléctrica. Esto da como resultado una reducción de los tiempos de carga en alrededor de un tercio, lo que no es despreciable.

Existen ayudas estatales para reducir el coste de instalación de una wallbox. Además, para tener un presupuesto detallado para la instalación de una caja de empotrar, puede utilizar servicios en línea como una empresa instaladora de cargadores para vehículos eléctricos.

Quienes conducen un vehículo eléctrico y han optado por un Wallbox en casa aprecian sus múltiples ventajas.

Tener un wallbox en casa: los aspectos prácticos

La principal ventaja del cargador Wallbox es sin duda su practicidad. Estaciona su automóvil cuando llega a casa del trabajo, lo conecta al Wallbox durante la noche y, a la mañana siguiente, está operativo.

Ahorre dinero mientras protege el medio ambiente

Con Wallbox, puede combinar ahorros y un estilo de vida respetuoso con el medio ambiente. Al recargar su vehículo en casa en un Wallbox, los automovilistas pueden aprovechar los precios de la electricidad nocturna más ventajosos y así aliviar la red.

Seguridad optima

El Wallbox también está equipado con dispositivos electrónicos que evitan el riesgo de sobrecalentamiento, electrocución y picos de voltaje que no solo pueden interferir con la carga eficiente de las baterías, sino que también constituyen un peligro. Equipado con su propio sistema de autodiagnóstico, el Wallbox puede proporcionar una fuente de alimentación de alta potencia durante varias horas sin ningún riesgo para el sistema eléctrico, protegiendo así la casa y sus ocupantes. Sus componentes están diseñados de forma que se evite cualquier sobretensión. No siempre se aplica lo mismo a las tomas de corriente convencionales que no se recomiendan para recargas prolongadas.

Tiempo de carga reducido

Otra ventaja de un cargador tipo Wallbox: velocidad. Ya sea que su potencia alcance los 3,7 kW, 7,4 kW o 22 kW, un Wallbox siempre será significativamente más eficiente que un enchufe doméstico convencional (2,3 kW). Como resultado, el tiempo de carga se reduce significativamente. Por ejemplo, un ZOÉ alcanzará la carga completa, es decir una autonomía de 395 kilómetros WLTP *, en menos de 10 horas con un Wallbox de 7,4 kW, ¡frente a más de 25 horas con un enchufe doméstico!

El wallbox: un dispositivo fácil de usar

Para comenzar a recargar, simplemente conecte el cable de alimentación del Wallbox al automóvil. Por lo tanto, no es necesario desenrollar el cable de carga y guardar todo después, como es el caso de una toma de corriente doméstica convencional.

¿Cómo instalar un wallbox?

¿Le preocupa instalar su Wallbox usted mismo? ¡No lo hagas! El profesional te indicará el mejor lugar para colocar el Wallbox y se encargará de la instalación, que incluye un diagnóstico de tu instalación eléctrica, en particular midiendo la resistencia de la toma de tierra. Una vez que se corta la alimentación, el Wallbox se conectará al cuadro eléctrico. Por lo general, toma de una a cinco horas.

Nota: en un número creciente de países, incluidos Francia, España, Japón e India, cualquier persona que conduzca un vehículo eléctrico y viva en un edificio de condominios puede ejercer su derecho a la toma de corriente para beneficiarse de la ‘instalación de un dispositivo de carga en su espacio de estacionamiento.

¿Puedo usar mi cargador doméstico con otro coche eléctrico?

Un Wallbox puede suministrar energía a un solo vehículo eléctrico a la vez. Para hogares y empresas con más de un vehículo eléctrico para recargar simultáneamente, se deben proporcionar terminales Wallbox separados. Sin embargo, si desea cargar dos coches eléctricos de diferentes marcas a su vez utilizando su Wallbox, esto puede ser posible según el tipo de cable que tenga. Con un cable Tipo 2, que ahora es el estándar europeo, todos los vehículos eléctricos pueden usar el mismo terminal Wallbox independientemente de su marca.

El futuro del wallbox eléctrico: carga bidireccional

¿Qué pasaría si pudieras recargar tu vehículo eléctrico mientras devuelves la electricidad a la red o abasteces tu casa? Esto se denomina ” vehículo a red ” (V2G) o “vehículo a casa” (V2H). Este es el principio de carga bidireccional (o “bidireccional”). El concepto es el siguiente: su vehículo eléctrico permanece la mayor parte del tiempo conectado al cargador una vez que se completa la carga, especialmente por la noche, los sistemas de carga bidireccionales para vehículos eléctricos permiten reinyectar la electricidad a la red o al hogar.

Con esta nueva tecnología, puede, por ejemplo, cargar su automóvil eléctrico por la noche, cuando la demanda de electricidad es menor, y luego usar esa electricidad para alimentar su hogar durante el día (V2H) o ayudar a equilibrar el suministro y el suministro demanda a escala local o incluso nacional (V2G). Un suministro de energía más estable significa tarifas más bajas y un suministro de energía más confiable para todos. Además, equilibrar la demanda de energía en tiempo real aumenta la proporción de electricidad procedente de energías renovables, como la solar y la eólica, que son de naturaleza intermitente. Por último, cabe señalar que la energía sobrante se puede vender a la red.

El desarrollo de vehículos eléctricos, con sus capacidades de carga inteligente unidireccionales y, sobre todo, bidireccionales, favorece el uso de fuentes de energía verde intermitentes. Esto fomenta la introducción de más fuentes de este tipo, lo que permite abastecer la red con un mayor porcentaje de energía verde. Los dispositivos de carga bidireccionales son, por tanto, un medio de suministro de energía que beneficia no solo a los vehículos, sino también al planeta.

¿Cómo de util fue este artículo?

¡Ayudanos con tu voto!

Puntuación media 0 / 5. Cantidad de votos 0

Nadie a votado aún, puedes ser el primero