Saltar al contenido
Te encuentras en Mejores comparativas > Alimentación > Salud y Bienestar > Dátiles Propiedades y contraindicaciones Beneficios, calorías

Dátiles Propiedades y contraindicaciones Beneficios, calorías

No pensamos lo suficiente en comprar dátiles, pero son excelentes para la salud. Hemos seleccionado los beneficios de esta fruta de los que pronto no podrás prescindir.

 

Los dátiles se encuentran en las palmeras datileras. En el norte de África y Oriente Medio se utiliza en muchos platos, secos o frescos. En España, se comen más bien secos. Pero deberíamos consumirlo más a menudo porque estas frutas son muy ricas en vitaminas, fibra y antioxidantes.

Propiedades de los dátiles y valor nutricional

Fruto de la palmera datilera, el dátil contiene muchos nutrientes. Contiene proteínas y aminoácidos, vitaminas del grupo B, vitamina A, pero también sales minerales como potasio, magnesio y hierro. El dátil también es muy rico en hidratos de carbono, por lo que es el alimento favorito de los deportistas.

Con 50 g de dátiles (el equivalente a 6 u 8 frutas), aportas a tu organismo aproximadamente el 10% de la ingesta diaria recomendada de minerales y ¼ de las necesidades de fibra dietética.

Considerado por algunos como un superalimento, el dátil está lleno de beneficios para tu salud gracias a su riquísima composición nutricional.

Características del dátil

  • Excelente fuente de fibra dietética;
  • Rico en carbohidratos;
  • poder antioxidante;
  • Proporciona energía rápidamente;
  • Promueve el bienestar digestivo.

Bienestar gastrointestinal

En primer lugar, el dátil es rico en proteínas y en fibras solubles e insolubles: en 100 g de dátiles hay 8 g de fibras. La fibra juega un papel importante en el tránsito intestinal. Aumentan la sensación de saciedad a la vez que favorecen el buen tránsito.

Incorporados diariamente a la dieta, ayudan a combatir el estreñimiento aumentando el peso de las heces.

Rico en vitaminas y minerales

Los dátiles también contienen vitaminas, incluida la vitamina A, que pertenece a la familia de los betacarotenoide. La vitamina A es una vitamina esencial para el buen funcionamiento de tu cuerpo: ayuda a mantener el metabolismo energético, juega un papel importante en el sistema inmunológico y contribuye a la belleza de la piel.

Las vitaminas B y C ayudan al bienestar nervioso así como al fortalecimiento de las defensas naturales.

Ayuda a combatir los radicales libres

¿Conoces el papel de los radicales libres y su efecto en tu salud? Producidos permanentemente por su cuerpo, se vuelven dañinos cuando están presentes en cantidades demasiado grandes. De hecho, los radicales libres son los responsables de la aparición del estrés oxidativo, que acelera el envejecimiento de las células. Para limitar su producción, es fundamental ingerir alimentos ricos en antioxidantes. ¡Este es el caso de los dátiles! Según varios estudios, contienen una alta concentración de flavonoides, compuestos fenólicos y carotenoides que ayudan a limitar la aparición de radicales libres.

Traer energía

Los dátiles contienen una porción muy grande de carbohidratos: ¡alrededor de 75 g por 100 g! Tenga en cuenta que los dátiles secos tienden a ser más calóricos que los dátiles frescos. El alto contenido en hidratos de carbono de los dátiles será especialmente recomendable para aportar energía rápidamente y ayudar a luchar contra la sensación de cansancio, especialmente en deportistas o en caso de falta de energía durante el día.

Pequeña pega: el dátil contiene un índice glucémico de moderado a alto y un alto nivel de glucosa, lo que lo convierte en un alimento no recomendado en dosis altas para personas con diabetes.

Fácil de comer y cocinar

La otra ventaja de los dátiles es que se pueden comer tal cual, ¡en cualquier momento del día! Como tentempié, como postre, incorporado a tartas o platos orientales como los tajines, hay 1001 formas de cocinar los dátiles.

Como norma general, recomendamos de 20 a 35 g de dátiles al día, es decir, 3 frutas para aprovechar sus beneficios.

¿Cuántas calorías en un dátil?

El dátil, ya sea fresco o seco, se caracteriza por un excelente contenido en carbohidratos y fibra dietética. Aporta energía rápidamente disponible al organismo y favorece el tránsito y el bienestar digestivo. Es ideal para deportistas antes del ejercicio o para favorecer la recuperación post-entrenamiento.

El dátil también es rico en antioxidantes que son un verdadero apoyo para el sistema inmunitario y ayudan al organismo a luchar contra el estrés oxidativo responsable del envejecimiento prematuro de las células.

Ojo, el dátil es rico en calorías y carbohidratos. Para evitar el aumento de peso y el exceso de azúcar consumido a diario, es recomendable moderar su consumo e integrarlo en el contexto de una dieta variada y diversificada.

Nutrientes Dátiles secos deshuesados, 25 g (3 frutos pequeños) Dátil Medjool fresco sin hueso, 1 fruta grande, 25 g
calorías 70 66
Proteínas 0,5 g 0,4 g
carbohidratos 16,2g 18,0 g
lípidos 0.05g 0,0 g
Fibra dietética 1,8 g 1,6 g
Carga glucémica : Alta
Poder antioxidante : Muy alto

Aunque los dátiles son interesantes en el contexto de la pérdida de peso, especialmente por su alto contenido en fibra y proteínas que ayudan a aumentar de forma natural la sensación de saciedad, los dátiles deben consumirse con moderación por su alto contenido en azúcar. . Como indicación, ¡100 g de dátiles te aportan unas 282 calorías!

En caso de dieta, preferir dátiles frescos y no superar la dosis recomendada de 3 dátiles al día. También puedes utilizar los dátiles para sustituir el azúcar en la dieta para la realización de tus comidas diarias. Por otro lado, ¡evita el consumo de dátiles secos industriales, que a veces se recubren con jarabe de glucosa para mejorar su apariencia!

Beneficios de los dátiles

El dátil es alto en carbohidratos y bajo en grasas

El dátil es excelente para la salud porque es rico en fructosa, dextrosa, sacarosa, maltosa. Hidratos de carbono que son verdaderas fuentes de energía para el organismo. Estos carbohidratos también luchan eficazmente contra la presión arterial alta. Además, es bajo en grasas. No contiene prácticamente ninguno.

El dátil es rico en fibra

Sabemos que es esencial comer alimentos ricos en fibra para mantenerse saludable. Los dátiles ayudan a promover una buena digestión y combaten el estreñimiento temporal. Los alimentos ricos en fibra también ayudan a mantener sanos los intestinos.

El dátil es rico en oligoelementos

El dátil también es fuente de oligoelementos. Contiene cobre, zinc o incluso hierro. Por ello recomendamos a las personas que padecen anemia que no duden en consumirlo. En 100 gramos de dátil hay 0,90 g de hierro, equivalente al 11% de la ingesta diaria recomendada.

El dátil es rico en aminoácidos

El dátil también contiene aminoácidos como alanina, arginina, glicina, serina o valina. Estos aminoácidos tienen muchas virtudes, como reducir la presión arterial o el dolor articular. También pueden ayudar a aumentar la masa muscular.

El dátil es rico en antioxidantes

El dátil también debe consumirse regularmente porque es rico en antioxidantes. Los carotenoides y los compuestos fenólicos son muy útiles para luchar contra la acumulación de grasa en el organismo, especialmente en las arterias. Los antioxidantes también ayudan a combatir el envejecimiento celular.

El dátil es rico en minerales

No hay que olvidar que el dátil también es rico en minerales. De hecho, hay potasio, magnesio, fósforo o incluso calcio en los dátiles. Sin embargo, una dieta rica en potasio puede reducir la presión arterial y el riesgo de accidente cerebrovascular (ACV).

El dátil es rico en vitaminas

Es también por sus vitaminas que se deben consumir los dátiles. Esta fruta contiene vitaminas C, E, B2 y B3, pero también A1, B1, B5, B6 y K. La vitamina B6, por ejemplo, es conocida por mejorar el rendimiento cerebral. En cuanto a la vitamina E, puede retrasar o prevenir la enfermedad coronaria.

El dátil es rico en proteínas

Las proteínas presentes en el dátil lo convierten en una excelente fruta para los músculos y los huesos y también ayudan a quemar grasa. La proteína también ayuda a regular el apetito. Pero una dieta rica en proteínas debe ir acompañada de actividad física regular.

El dátil combate el cansancio

Gracias a todos estos nutrientes, el dátil será excelente para combatir el cansancio y fortalecer tu sistema inmunológico. Comer dátiles antes de la llegada del invierno permitirá, por tanto, que el organismo se proteja mejor frente a las agresiones externas. Ofrece un aporte energético real recomendado para grandes deportistas.

El dátil reduce los dolores del parto

Último beneficio insospechado del dátil: reduce los dolores del parto. Así lo revela un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Jordan. Según este trabajo, una dieta rica en dátiles también reduciría el sangrado y manejaría mejor el posparto.

¿Cuáles son los mejores dátiles del mundo?

Un ingrediente básico en el Medio Oriente y alrededor de la cuenca del Éufrates, el dátil viene en muchas variedades, con diferentes sabores, texturas, colores y apariencias.

Dátiles medjool

El dátil medjool es una de las variedades de dátiles más consumidas. Actualmente se cultiva principalmente en Israel y en Estados Unidos, en California. Los dátiles Medjool se caracterizan por una piel bastante gruesa y un color marrón pronunciado. Su carne fundente y su sabor con notas de caramelo y vainilla lo convierten en un dátil muy agradable para comer, ¡que acompañará bien a todo tipo de preparaciones culinarias!

Dátiles Deglet Nour

Variedad de dátiles cultivados en la temporada de otoño e invierno, el dátil Deglet Nour se caracteriza por su textura muy suave y carnosa y su sabor ligeramente meloso. Su piel finísima es translúcida y tiene un corazón más pequeño que otros tipos de dátiles. El dátil Deglet Nour de Tolga es uno de los dátiles más populares del mundo. También se controla su nombre.

¿Cómo consumir dátiles?

Propiedades de los dátiles Beneficios, calorías

Por regla general, los dátiles se comen crudos porque la cocción altera su sabor y textura. Todavía puedes usarlos al final de la cocción, especialmente para aportar un sabor dulce oriental y salado a tus platos, por ejemplo en tajines o cuscús. La forma más fácil de consumir dátiles es comerlos tal cual, como snack, como postre o como aperitivo. Los dátiles también se pueden incorporar sin problema a las recetas de postres para cambiar del azúcar clásico, ¡y aportar matices de sabor según el tipo de dátiles que elijas! Los huesos de dátiles también se pueden recolectar, tostar y luego moler para preparar una bebida similar al café.

Si tienes problemas para dormir, también puedes comer tus 3 dátiles al día una o dos horas antes de acostarte. Contienen triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina que juega un papel importante en la conciliación del sueño.

Dátiles frescos o secos

Para disfrutar de todos los beneficios de los dátiles, puedes comerlos frescos o secos. En Europa, se usan con mayor frecuencia secos. Estos contienen menos agua que los dátiles frescos, que contienen más antioxidantes. La ventaja de los dátiles secos es que se pueden conservar durante varios meses si se mantienen alejados de la luz y la humedad. Por el contrario, los dátiles frescos deben comerse rápidamente y guardarse en el frigorífico. Para que la degustación sea agradable, te aconsejamos sacarlos una media hora antes de comerlos.

Prepara los dátiles

Remoje los dátiles secos durante unas horas en agua para rehidratarlos. También puedes comerlos tal cual, teniendo cuidado de pasarlos bajo el agua. Esto elimina el jarabe hecho de azúcar con el que a menudo están recubiertos para que retengan algo de humedad.

Para una conservación óptima

Nevera. Ponga los dátiles frescos en un recipiente hermético, ya que absorben fácilmente los olores;
Secos o deshidratados, los dátiles se pueden conservar de 6 a 12 meses, dependiendo de la variedad. Manténgalos en un lugar fresco y seco, lejos de la luz y el calor para protegerlos del moho.

Zumo de dátiles y miel

Si comer dátiles tal cual es la forma más sencilla de aprovechar sus virtudes, también son muy consumidos en Oriente Medio en forma de melaza, miel o zumo concentrado. La miel de dátiles tiene una textura muy similar al jarabe de arce, pero con un sabor mucho más afrutado. La miel de dátiles se elabora cocinando los dátiles en agua. Filtrados y luego prensados, los dátiles producen un jugo que se reduce para hacer un jarabe. ¡La melaza de dátiles se puede usar como miel o jarabe de arce clásico, untar en pan, incorporarse a postres o comer con una cucharadita para los golosos!

Irak, un producto histórico

También se llama miel de dátiles. La irakia se prepara a partir de dátiles muy maduros, deshuesados, prensados ​​y cocidos. Estas frutas bañadas por el sol son conocidas por su contenido de magnesio, hierro, fósforo y calcio. He aquí una deliciosa alternativa al azúcar para preparar tartas, pasteles y galletas, así como para alegrar yogures, mueslis, tisanas.

Bolas energéticas con dátiles

Muy popular en alimentos saludables, bolas de energía ¡infinitamente disponible! Con coco, té matcha, almendras y nueces, superalimentos… Auténticas bombas energéticas como su nombre indica, las bolas energéticas son ideales para consumir antes de una sesión deportiva o como snack saludable para comer en cualquier momento del día. Además son muy fáciles de hacer tú misma en casa… ¡con dátiles, o con pasta de dátiles! De hecho, es el ingrediente más utilizado para hacer estas bolitas que a todos les encantan. Para hacer tus bolitas energéticas, todo lo que tienes que hacer es trabajar tu pasta de dátiles para que sea maleable, y agregar todos los ingredientes de tu elección en una licuadora. Luego haga bolitas del tamaño de su elección,

Pasteles y tortas de dátiles

Coco, azahar, almendras, limón… ¡muchas recetas de tartas y pasteles de dátiles están apareciendo en la web desde hace unos años! Y por una buena razón, los dátiles son un ingrediente de elección para dar sabor natural a sus preparaciones culinarias. Alternativa al azúcar, también aportan un sabor dulce y afrutado, con notas de caramelo y regaliz según el tipo de dátiles que elijas incorporar a tus recetas. Para preparar tus pasteles y tortas de dátiles, puedes comprarlos secos o frescos antes de deshuesarlos y cortarlos en pequeños trozos para incorporarlos directamente a tu preparación. Para aportar un poco de frescura, no dudes en asociar dátiles con frutas .como manzana, albaricoque o incluso naranja. ¡Cambio de aires garantizado!

Recetas con dátiles

  • Batido de yogur: licúa el yogur, los dátiles, el jugo de naranja concentrado, el plátano, el hielo picado y sirve. O pruebe la mezcla de yogur, jugo concentrado de piña, dátiles y coco;
  • Batido de soja: mezcla de dátiles, leche de soja, extracto natural de vainilla y coco rallado;
  • Prepara un nutritivo budín con dátiles, arroz y leche;
  • Sírvelas como snack, simplemente rellenándolas con nueces o mazapán. Antes de embutirlos, generalmente se envuelven en un paño empapado en agua de azahar y se frotan, lo que les da un bonito aspecto brillante y un sabor delicado. Para variar, rellénalos con mantequilla de arce;
  • Añádelas a preparaciones de pan, panes de nueces, tortas, muffins, galletas o haz los tradicionales cuadritos de dátil y avena.

… O versión salada

  • Para un amuse-boucheoriginal, rellénalos con queso cremoso o incluso con aceitunas. Luego rebózalos en queso crema, luego en nueces picadas;
  • Se extiende Dátiles picados y queso crema. Dátiles troceados y mermelada de naranja. Dátiles picados, mantequilla de maní y aderezo en partes iguales;
  • Rellene los panes de pita con una ensalada tabulé decorada con trozos de dátiles;
  • Agregue dátiles finamente picados a una vinagreta. Deje reposar durante al menos 2 horas antes de servir en una ensalada de su elección. O revuélvalos en un aderezo para ensaladas hecho con yogur, aceite vegetal, suero de leche y jugo de naranja concentrado. Cambia a la licuadora;
  • En ensaladas de frutas, verduras o mixtas como esta: gajos de pomelo, láminas de aguacate, tiras de pimiento rojo, berros, pechuga de pollo y dátiles. O sírvelos simplemente con piña fresca, coco rallado y hojas de menta fresca;
  • Los dátiles pueden reemplazar todo o parte de los mangos en la receta clásica de chutney. Otra receta de chutney: dátiles, pasas, coco, hierbabuena, pimienta, comino, jugo de lima;
  • Sopa de zanahoria y dátiles. Sofreír el ajo, la cebolla y el apio. Agregue el caldo de pollo, las zanahorias ralladas y las especias (curry, comino, jengibre rallado, semillas de cilantro, pimiento picante) y cocine hasta que las zanahorias estén tiernas. Agregue los dátiles deshuesados ​​y picados y cocine hasta que se ablanden. Transfiera a la licuadora y sirva esta sopa adornada con una cucharada de crema fresca o queso de cabra;
  • En cuscús o tajines. Por ejemplo, este tajín marroquí elaborado con dados de cordero sacado de la paletilla y cocinado con cebolla, ajo, canela, azafrán, sal, pimienta y aceite de oliva. El plato se adorna con dátiles rellenos de nueces y se macera unos minutos en agua de azahar antes de sumergirlo en un almíbar caliente;
  • pastas_ Mezcle espinacas finamente picadas o hojas de rúcula con queso de cabra, nueces secas tostadas, dátiles picados, ajo picado, jugo de limón y aceite de oliva. Dejar reposar durante media hora. Sirve esta preparación sobre pasta corta;
  • Rellenos para aves. Mezcle los dátiles picados, el cuscús cocido, las cebollas verdes en rodajas, las semillas de cilantro y comino, sal y pimienta y un poco de aceite de oliva. O dátiles y albaricoques picados, arroz salvaje cocido, manzanas picadas, cebollas y apio, tomillo y romero. O dátiles, piñones, pan rallado, leche y huevos. También dátiles, pasas, patatas, huevos, queso y nuez moscada;
  • Lentejas y arroz. Freír las cebollas durante diez minutos en la sartén. Agregue el caldo, las lentejas, el arroz (medio cocido si es arroz integral), así como las zanahorias, el apio, el pimiento rojo, el ajo y los dátiles. Sazona con las especias de tu preferencia, cocina por media hora y sirve esta delicia vegetariana adornada con perejil picado;
  • Cocine un pescado en papillotecon dátiles picados, mantequilla, tomillo y romero;
  • Arroz con pollo y dátiles. Dore los dátiles en mantequilla, agregue las tiras de pollo. Cocine por unos minutos y sirva con arroz cocido en caldo de pollo sazonado con clavo. Adorne con almendras tostadas en seco y rebanadas y semillas de sésamo.

¿Cómo elegir los dátiles adecuados?

El dátil es el fruto de la palmera datilera, una palmera perteneciente a la familia Arecaceae. Originaria de Oriente Medio, es muy popular y se consume habitualmente allí. En Francia, se encuentra fresco en los puestos en otoño. Seca, está disponible todo el año para nuestro deleite.

Tarjeta de identificación de dátil

  • Familia: Arecaceae;
  • Origen: Medio Oriente;
  • Otoño ;
  • Color marrón;
  • Sabor: dulce.

Elegir el dátil correcto

Cada vez hay más dátiles frescos a precios asequibles. Puede obtener jarabe de dátiles, así como azúcar de dátiles, en supermercados de todo el mundo.

  • El almíbar contiene dátiles deshidratados y molidos. Se puede usar de la misma manera que el jarabe de arce: en panqueques, waffles, tostadas francesas, yogur o para glasear aves. Mezclado con tahini, es un excelente untable;
  • El azúcar de dátil es savia hervida y concentrada, como el azúcar de arce. Además, las empresas ofrecen todos estos productos en Internet. Puede reemplazar el azúcar refinado con azúcar de dátiles en cualquier plato. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no se disuelve, lo que en algunos casos puede ser un hándicap.

Contraindicaciones y alergias a los dátiles

Hay muy pocas contraindicaciones para el consumo de dátiles, ni alergias especialmente extendidas. El mayor riesgo es para los niños pequeños que tienen un mayor riesgo de asfixiarse con el dátil o su piedra. 

Peligro de asfixia en niños pequeños

Los niños pequeños pueden atragantarse con alimentos duros, suaves o redondos. Los dátiles secos e incluso los contenidos en las galletas presentan ciertos riesgos. Son del mismo tamaño que el esófago (el conducto que lleva la comida al estómago) de un niño pequeño y pueden atascarse en la garganta y obstruir la tráquea (el conducto que lleva el aire a los pulmones). Así que hay que tener mucho cuidado.

Historia y anécdotas

El término “dátil” apareció en el idioma francés en el siglo XIII. Proviene del latín dactylus, que lo tomó prestado del griego dactylos, cuyo significado es “dedo”, en alusión a la forma del fruto.

Phoenix, el nombre en latín del árbol, proviene de “Phoenicia” o de “phoenix”, el ave mítica de los egipcios. A partir de esta palabra, creamos “fenicicultura”, “fenicicultor”, etc.

Un poco de historia

Junto con el cocotero y la palma aceitera, la palmera datilera es la palmera más cultivada del mundo. Originario de la cuenca del Éufrates, donde se asentaron las civilizaciones más antiguas de Eurasia, allí se habría cultivado entre 6.000 y 8.000 años, lo que lo convertiría en uno de los árboles frutales domesticados más antiguos. Desde su lugar de origen, se ha extendido hacia el oeste por el norte de África y hacia el este hasta la India. Algunos argumentan que sin la palmera datilera, el florecimiento de las civilizaciones sumeria y babilónica no habría sido posible, y la expansión de la raza humana hacia las partes áridas del Viejo Mundo habría sido mucho menos significativa.

La palmera datilera es una de las raras plantas capaces de sobrevivir en el clima inhóspito del desierto (muy caluroso durante el día, frío por la noche). Sus frutos proporcionaban una importante fuente de energía concentrada para los nómadas: 1 kilo de dátiles secos aportaba unas 3.000 calorías. Con un consumo medio de 200 kilos anuales por habitante, el dátil era un alimento básico para estos pueblos, al que se añadía leche, yogur, queso o mantequilla para equilibrar la ración. Incluso hoy en día, en Oriente Próximo y Oriente Medio, así como en el norte de África, aunque la dieta se ha diversificado, el dátil sigue desempeñando un papel importante. Casi el 90% de la producción se consume localmente.

Otros usos de la palmera datilera

Además de dar frutos, la palmera datilera ha tenido muchos otros usos. El tronco se utilizó para la construcción de viviendas, la base densa de las palmas para la fabricación de muebles, cajas, cajones, jaulas y muchos otros objetos utilitarios, así como leña. Las fibras se usaban para hacer cuerdas. Los folíolos (las hojas pequeñas que constituyen la hoja grande compuesta) se usaban para hacer sombreros, abanicos, canastas. Finalmente, los pozos se utilizaron como alimento para animales y como joyería. La palmera datilera permitió pues a los pueblos del desierto, aislados del resto del mundo, vivir en una relativa autarquía. Este árbol satisfacía la mayoría de sus necesidades básicas, de ahí la veneración casi mística de la palmera datilera. Sus palmas fueron utilizadas en muchos rituales religiosos,

Sin embargo, con el desarrollo de los sistemas de transporte en el siglo XX, se hizo posible unir los diversos oasis del desierto para vender productos producidos en otros lugares. El plástico ahora reemplaza la madera, las hojas de palma y las hojas de palmera datilera que se usaban para fabricar objetos cotidianos. Hoy en día, la palma se cultiva principalmente por sus frutos.

Producción mundial de dátiles

La producción mundial de dátiles, que ronda los 7 millones de toneladas al año, se ha más que duplicado desde la década de 1980. Esto sitúa al dátil como la quinta fruta más producida en las regiones áridas y semiáridas, después de los cítricos, el mango, el banano y la piña. . Es un buen comienzo entre los frutos secos, antes que las uvas, los higos y las ciruelas pasas. Se produce en más de 30 países, siendo los más importantes Egipto, Irán, Arabia Saudita, Emiratos Árabes, Irak, Pakistán y Argelia.

Además del fruto, que se recolecta en 3 estados diferentes de su crecimiento (fresco, semiseco y seco), consumimos “miel” de dátil (el jugo de la fruta prensada), azúcar de dátil y azúcar de savia, así como la yema terminal de la palma y el corazón del árbol. También se elabora un alcohol con la savia y un sustituto del café con los granos tostados y molidos.

Ecología y medio ambiente

En los oasis de las regiones sahariana y presahariana, la herencia genética de la palmera datilera es excepcional. Solo en Argelia, se han inventariado más de 940 variedades. Esto atestigua el inmenso trabajo de selección realizado por los fenicicultores a lo largo de los siglos para mantener un número tan elevado de variedades. Estos tienen características muy diversas tanto en su grado de resistencia a las agresiones climáticas, enfermedades e insectos, como en la forma, color, sabor y textura de sus frutos. Los expertos creen que esta diversidad genética constituye una muralla natural contra los factores de degradación del ecosistema del oasis.

Sin embargo, esta diversidad genética es frágil y la preservación de muchas variedades se encuentra actualmente amenazada, particularmente por cuestiones comerciales. De hecho, para satisfacer la demanda del mercado de frutas de calidad, los cultivadores de palmeras datileras están recurriendo a un número limitado de variedades con alto valor comercial. Abandonan así aquellos que son menos atractivos en este sentido, pero que juegan un papel importante en la gestión de los ecosistemas.

Se ha puesto en marcha un gran proyecto con el objetivo de preservar los recursos genéticos de la palmera datilera. Fue creado por los Ministerios de Agricultura de Marruecos, Argelia y Túnez, con la colaboración del Instituto Internacional de Recursos Fitogenéticos. Está financiado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial. Como parte de un enfoque participativo que reúne a todos los actores del sector, estamos trabajando para seleccionar y multiplicar las variedades más amenazadas. Por ello, se intenta establecer mercados alternativos para valorizar los productos y subproductos de especies de dátiles poco o nada cultivadas a escala comercial (madera, palmas, savia y frutos invendibles para incorporar a la alimentación animal).