Te encuentras en Mejores comparativas > Alimentación > Salud y Bienestar > Los complementos alimenticios fortalecen al cuerpo con nutrientes, vitaminas y minerales

Los complementos alimenticios fortalecen al cuerpo con nutrientes, vitaminas y minerales

Ciertos grupos de personas cuentan con necesidades alimenticias especiales, por lo que requieren complementos nutricionales para suplir las necesidades en el organismo. Gracias a estos productos es posible equilibrar la dieta, volviéndola más sana y equilibrada.

Para tener una vida saludable y longeva es importante cuidar la alimentación. Es necesario tener una dieta equilibrada que aporte todos los nutrientes que necesita el organismo para poder mantenerse saludable y funcionar de manera adecuada.

Los complementos alimenticios fortalecen al cuerpo con nutrientes, vitaminas y minerales

Lo ideal es tener una dieta variada con frutas y alimentos saludables, como las verduras. Resulta esencial limitar el consumo de dulces, comida chatarra, o bebidas con gas, entre otros alimentos perjudiciales. Lo ideal es tener una dieta que no aporte muchas grasas o calorías, pero que brinde proteínas y vitaminas.

Hay casos en los que para la persona es difícil, por diversas razones, recibir todas sus necesidades alimentarias de manera adecuada. Puede que la persona sufra un déficit de nutrientes, o que más bien, esté pasando por una situación que le genera tener necesidades especiales.

Cuando se presentan casos como éstos, lo recomendable es que se empiecen a consumir complementos alimenticios que ayuden a suplir al organismo todas aquellas sustancias que necesita. De esta manera, es posible fortalecerlo frente a las enfermedades, para así tener un estado de salud óptimo y tener altas las defensas.

Sitios de parafarmacia como Dietetica Central disponen de una gran variedad de complementos alimenticios, siendo ejemplos claros, los de colágeno, aloe vera, vitamina C o magnesio. Lo ideal es revisar las opciones que hay en el mercado y seleccionar el suplemento ideal, y así empezar a consumir estos productos “milagrosos” para la salud.

¿En qué consisten?

­­Los complementos alimenticios son productos que tienen como propósito suplir al organismo de algún nutriente específico, que puede hacer falta en la dieta por una variedad de motivos.

Normalmente, estos suplementos suelen estar fabricados a base de extractos vegetales, concentrados de hierba y fruta o alimentos deshidratados. Además, suelen estar enriquecidos con vitaminas o minerales, incluso llegando a ser un ingrediente principal en algunos casos.

Lo común es que los complementos alimenticios suplan a la persona de calcio, fibra, magnesio, potasio o de vitamina A, E o C. Existen también variantes cuya composición incluyen aloe vera, hierro, colágeno u Omega 3, sin embargo, no son tan comunes como los mencionados primeramente.

La variedad existente en el mercado es inmensa, por lo que no será complicado encontrar el suplemento que se pueda necesitar. El beneficio recibido es inmediato, pues el organismo sale fortalecido después del consumo regular de este tipo de complemento alimenticio.

Vale la pena indicar que un complemento alimenticio nunca podrá reemplazar a una buena dieta. Como su nombre indica, el producto es tan solo un suplemento que debe ir acompañado de un plan alimenticio sano y equilibrado.

Normalmente, los complementos alimenticios pueden ser consumidos por personas completamente sanas. En la etiqueta del producto suelen aparecer las instrucciones de uso, siendo bastante recomendable leerlas con calma, para poder beneficiarse realmente.

Sin embargo, ciertos casos necesitan asesoría profesional. En el caso de embarazadas o en época de lactancia, así como en el de los niños, es recomendable consultar a un médico que pueda asegurar que el uso de complementos es adecuado. Son muy pocos los casos en los que los suplementos alimenticios son contraindicados, sin embargo, no estará de más pedir consejo a los especialistas.

Cabe destacar que el uso de complementos alimenticios es completamente seguro, siempre que se sigan las indicaciones del fabricante y se tomen las dosis indicadas. Esta industria está estrictamente regulada por la UE, con rigurosos controles de calidad, para así asegurar que el uso de este tipo de suplementos no cause ningún tipo de problemas.

En este sentido, es muy difícil que se puedan encontrar sustancias dañinas en la composición de estos complementos, por esta razón, una persona completamente sana puede consumir los suplementos nutricionales sin ningún temor a sufrir efectos secundarios.

¿Quiénes se benefician de los complementos?

­Ante sus múltiples beneficios, ha crecido considerablemente el consumo de complementos alimenticios por parte de aquellas personas que, por una u otra razón, sufren un déficit relacionado con un nutriente específico.

Son muchos los grupos de personas que se benefician de los complementos alimenticios, entre éstos, se pueden mencionar los siguientes:

  • Vegetarianos y veganos: al no consumir carnes, este grupo de personas no puede nutrir al organismo de vitamina B12, Omega 3 y calcio, de forma natural. Los suplementos alimenticios ayudan a que el vegano o vegetariano pueda compensar la escasez de estos nutrientes.
  • Ancianos: las personas de la tercera edad son más sensibles y frágiles, por lo que necesitan un fortalecimiento del organismo. Complementos alimenticios que sean ricos en vitaminas B o D, resultan esenciales para esto.
  • Embarazadas o en periodo de lactancia: para que el bebé consiga todos los nutrientes necesarios para su crecimiento, las mamás pueden tomar complementos de calcio, hierro o ácido fólico. Es recomendable acudir a un médico que pueda recetar un suplemento alimenticio ideal para cada caso.
  • Deportistas: los atletas de alto rendimiento realizan ejercicios de alta intensidad, por lo que requieren un complemento alimenticio para mantenerse aptos y energéticos. Son recomendables los suplementos deportivos que cuentan con vitaminas y minerales específicos, poniendo énfasis en mejorar el rendimiento.
  • Niños: se dan muchos casos en los que los pequeños sufren un déficit de hierro o de vitaminas A, C o D. Cuando se dan estas situaciones, es bastante común que un médico recete un complemento alimenticio para suplir a los más pequeños de los nutrientes que necesiten.
  • Personas que reciben poca luz solar: un caso curioso es el que ocurre con aquellos que viven en regiones poco soleadas. El sol es una fuente natural de vitamina D, pero como la persona recibe poca luz solar, puede resultar necesario un complemento alimenticio cuya composición contenga esta vitamina.

La cantidad de casos que se pueden presentar es muy variada, por lo que hay que conocer bien la dieta a seguir y elegir un suplemento en base a los nutrientes que hagan falta. De esta manera, es posible potenciar el plan alimenticio y volverlo capaz de proveer esa vida sana, activa y próspera tan anhelada.

¿Cómo de util fue este artículo?

¡Ayudanos con tu voto!

Puntuación media 0 / 5. Cantidad de votos 0

Nadie a votado aún, puedes ser el primero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.