Saltar al contenido
Te encuentras en Mejores comparativas > Alimentación > Aceites, zumos y otras bebidas > ¿Cómo enviar botellas sin riesgo? Vino, Whisky, leche, etc

¿Cómo enviar botellas sin riesgo? Vino, Whisky, leche, etc

El funcionamiento del comercio electrónico se basa esencialmente en el envío de artículos a los clientes. A diferencia de otros artículos, los productos envasados ​​en botellas deben someterse a un tratamiento específico para llegar en buenas condiciones. De hecho, durante el envío, las botellas pueden romperse fácilmente. Además, el contenido puede verse alterado debido a condiciones de envío inadecuadas. Este artículo le ofrece algunos pasos a seguir para enviar sus botellas sin riesgo.

¿Cómo enviar botellas sin riesgo?

Para un cumpleaños, con motivo de las celebraciones de fin de año, o simplemente para complacer a un expatriado cercano en una tierra donde el vino no es el rey, es posible que necesite consejos sobre cómo proceder mejor en el embalaje y envío de botellas. Peso del paquete, fragilidad del contenido: ¿cómo optimizar su envío y garantizar que los valiosos bienes lleguen perfectamente intactos a su destinatario?

Opta por cajas de cartón especialmente diseñadas para el envío de botellas

Para un envío seguro, la elección de un buen embalaje es fundamental. Al igual que los productos presentados en esta web de cajas para botellas, el embalaje adecuado para proteger y enviar los cilindros de forma segura puede ser el cartón. Debe elegir su embalaje de acuerdo a la botella a enviar. Si se trata por ejemplo de una botella de vino, se recomienda comprar una caja especialmente diseñada con un acolchado de cartón antigolpes.

Este último tiene la propiedad de absorber los golpes que se producen durante el manejo. Más concretamente, evita que la botella se mueva durante el transporte manteniéndola en su sitio. Estas envolturas de botellas vienen en muchas formas y tamaños. Por lo tanto, puede empaquetar de una a seis botellas juntas sin riesgo de rotura.

Las 3 reglas de oro para envasar botellas de vino

Ya sea que envíe una sola botella de una gran cosecha en una caja ya diseñada para el transporte o una selección de varias botellas en una caja de cartón, el empaque es crucial para preservar la integridad de su frágil mercancía. Salvo que pases por un operador especializado en el envasado y exportación de vino, tendrás que realizar tú mismo este envasado. Por lo tanto, deberá asegurarse de que las botellas no se rompan durante las diferentes etapas de su viaje… y el manejo más o menos cuidadoso al que deberán someterse. Para ello, debe tener en cuenta imperativamente tres criterios principales: tamaño, solidez y llenado del embalaje.

Regla N°1: elige el embalaje del tamaño adecuado

Al igual que con el envío de cualquier mercancía, la adecuación entre el formato del embalaje y la(s) botella(s) que envía es imprescindible para permitir una protección óptima. El costo de envío está directamente relacionado con el peso del paquete, le recomendamos que opte por una caja con las dimensiones de su envío: para el envío de una botella de tamaño estándar, necesitará una caja con una altura de unos 30 cm para un ancho y una profundidad entre 9 y 10 cm. Para el envío de varias botellas de vino, siempre de tamaño estándar, elija preferentemente un embalaje previsto para el embalaje del número exacto de botellas que tiene previsto enviar. No reutilice una caja de seis botellas para enviar solo cuatro, por ejemplo, porque los espacios vacíos debilitan la integridad del embalaje por un lado, y la falta de distribución del peso dentro del volumen aumenta el riesgo de una mala manipulación por parte de los transportistas, lo que provoca la caída de la caja… y el riesgo de rotura del vidrio.

Regla N°2: elige empaques de buena calidad

Para enviar una o varias botellas de vino en paquetería, elige embalajes de buena calidad: el cartón es un material que puede ser perfectamente adecuado y cuya ligereza limitará el coste del envío de tu paquetería, pero debes asegurarte de que se encuentra en un estado de rigidez suficiente para proteger adecuadamente sus bienes. Por lo tanto, favorezca las cajas nuevas o poco usadas, teniendo cuidado de que las láminas corrugadas dentro de las paredes de la caja no se aplasten. Evita los cartones que hayan estado expuestos al agua o la humedad, ya que incluso una vez secos, su estructura sigue siendo frágil.

Un buen indicador de la salud de una caja de cartón es fijarse en las esquinas: si están deprimidas, la integridad del cartón se debilita.

Regla N°3: llenado y composición del paquete

Directamente relacionado con el tamaño del envase, viene la cuestión de su composición y su llenado, los cuales deben ser cuidadosamente pensados ​​para evitar el riesgo de que se rompan las botellas. El objetivo es el siguiente: inmovilizar al máximo el contenido de tu paquete, con cuñas por un lado, y con todo lo que te permitirá cazar el vacío dentro de tu caja: plástico de burbujas, cojines de aire, poliestireno, etc.

Para el envío de una sola botella, le recomendamos que la envuelva en al menos un grosor de plástico de burbujas o lámina de espuma. Dispóngalo dentro de la caja de tamaño ajustado, y llene los espacios vacíos con rizos o cojines de aire. Minimizarás así el riesgo de golpes en el interior del embalaje y facilitarás la absorción de las ondas de choque en caso de colisión.

Para el envasado de varias botellas, si es posible, obtenga insertos de cartón moldeados con la forma de las botellas y envuelva cada uno de ellos en una lámina de espuma o una capa de plástico de burbujas. En su lugar, dispóngalos de cabeza a cola para limitar el volumen de los huecos dentro de su caja y vuelva a llenar todos los huecos con poliestireno, cojines de aire, bolas de periódico, etc., para limitar el movimiento dentro de su caja. La idea es privilegiar materiales ligeros para limitar el peso de su paquete, con una capacidad expansiva para favorecer la inmovilización de sus botellas.

Una vez debidamente arreglado y lleno, cierra con cuidado tu caja, reforzando los extremos.

Alternativas efectivas para envasar tus botellas

Si no tienes a mano una caja especialmente diseñada para botellas, puedes usar una simple caja de cartón. Sin embargo, debe ser lo suficientemente fuerte. Para proteger sus botellas de roturas, cubra el fondo y los lados de la caja con varias capas de plástico de burbujas. Es un embalaje protector que existe en varios diámetros (desde 10 mm hasta 30 mm).

Tenga en cuenta que cuanto más grande sea la burbuja, más podrá proteger sus botellas al encajarlas en la caja. También puede enrollar directamente las botellas individualmente y colocarlas de la cabeza a la cola en la caja. Entonces todavía puedes poner plástico de burbujas encima antes de cerrar con cuidado la caja.

Cabe señalar que además del plástico de burbujas, es posible utilizar un colchón de aire. Esto también es muy efectivo. Para un resultado óptimo, puedes combinar el uso de plástico de burbujas, colchón de aire, espuma o incluso bolas de periódico. Sobre todo, no olvide pegar la etiqueta “Frágil” en su embalaje, para llamar la atención del transportista sobre el tipo de paquete a enviar.

Confíe el envío de sus botellas a un profesional

Tanto si eres un e-comerciante como si eres un particular, la mejor manera de enviar botellas sin riesgo es recurrir a un profesional especializado en este tipo de envíos. Hay estructuras que tienen el know-how necesario para cuidar adecuadamente sus paquetes. También suelen ofrecer envíos internacionales de botellas.

El embalaje de las botellas está identificado según el envase y según el destino. Además, los envases se almacenan en condiciones favorables de temperatura y humedad para su óptima conservación. Además, un profesional experimentado en el envío de botellas puede identificar el método de envío correcto para sus necesidades.