¿Cómo elegir el mejor vino de Castilla y León? Las DO más importantes

Ultima vez modificado: 09/11/2020

Para los amantes del vino, la región de Castilla y León es muy prometedora. Esta región del noroeste de España está formada por llanuras abiertas y montañas escarpadas, divididas en dos por el sinuoso río Duero que se dirige a Portugal.

¿Cómo elegir el mejor vino de Castilla y León?

Castilla y León es la zona vinícola más grande de España, más famosa por sus tintos picantes, la zona también sorprende con una gran cantidad de blancos impresionantes. Hay tantas variedades que un amante del vino podría pasar unas semanas aquí degustando una tras otra. Si ese es tu tipo de viaje, sigue leyendo para conocer nuestra guía de las denominaciones de origen más interesantes para visitar en esta fascinante parte de España.

¿Cuáles son los mejores vinos de Castilla León?

Ribera del Duero

El nombre vitivinícola más famoso de Castilla y León es Ribera del Duero. Esta región tiene algunas de las mejores (y más conocidas) botellas de España, rivalizando con Rioja. Sentado en una meseta cerca de la ciudad de Valladolid, los viñedos aquí se dedican casi en su totalidad a la producción de vino tinto, siendo la variedad de uva Tempranillo la más plantada. Los mejores vinos Ribera del Duero deben estar elaborados con un mínimo de 75% de Tempranillo (localmente llamado Tinto Fino) con pequeñas cantidades de Cabernet Sauvignon, Malbec y Merlot permitidas para componer la mezcla.

Rueda

Castilla y León es famosa por sus tintos potentes, pero esta es una de las zonas donde también encontrarás unos blancos excelentes. En un altiplano conocido por su paisaje salvaje, el vino blanco seco y muy aromático se produce principalmente a partir de la uva verdejo. El vino local Rueda Blanco debe ser al menos 50% Verdejo. Sin embargo, el aroma de la uva verdejo es tan picante que la adición de otras variedades más neutras lo cambia muy poco.

Sardón de Duero

Al oeste de la Ribera del Duero, esta comarca es conocida por sus vinos tintos, denominados Vino de la Tierra. La zona forma parte de la prestigiosa ‘Milla de Oro’, formada por bodegas salpicadas a lo largo del río Duero. Se cree que tiene un microclima especial, la Milla de Oro alberga algunas de las bodegas más famosas de España y tiene una antigua tradición vinícola que se remonta a la época romana. A pesar de esto, la zona de Sardón de Duero se está haciendo un nombre recientemente y no es una denominación oficial.

Bierzo

La garnacha (garnacha) es una variedad de uva importante aquí, junto con la uva Mencía local. Estos se maduran para producir vinos conocidos por su sabor vivo e intenso. Los vinos de Mencía también tienen un carácter mineral distintivo gracias a la peculiar orografía de esta parte de Castilla y León, donde el suelo contiene mucha pizarra y granito. También puedes encontrar vinos rosados ​​en la región, elaborados con al menos un 50% de Mencía.

Toro

Otra región conocida por producir rojos robustos. Tinta de Toro, una forma local de Tempranillo, es, con mucho, la variedad de uva más dominante aquí. La denominación de origen Toro lleva el nombre de un pueblo cercano, pero es muy apropiado para este poderoso rojo.

Arlanza

Esta pequeña pero fértil región solo recibió el estatus de DO en 2007, por lo que es una de las áreas más nuevas de España en recibir la denominación a pesar de que el vino se elabora aquí ya en el siglo VII. La zona produce tanto blancos como tintos, utilizando principalmente uvas Albillo y Viura para el vino blanco y Tinta del País (un tipo de Tempranillo), Garnacha y Mencía para los tintos.

Cigales

Una región vitivinícola de Castilla y León prometedora, Cigales recibió el estatus de DO relativamente recientemente en 1991. Sin embargo, tiene una larga tradición vinícola, adecuada para una zona tan histórica donde también se pueden visitar numerosos castillos y monumentos. Esta región siente el calor intensamente en verano, lo que es ideal para la maduración de las uvas Tinta del País (Tempranillo) y Garnacha. Estos se utilizan principalmente para la elaboración de vinos rosados ​​secos, pero cada vez se pueden encontrar más tintos interesantes, elaborados con las mismas variedades de uva.

Tierra de León

Ubicada en una fértil meseta al sur de la Cordillera Cantábrica, esta región excepcionalmente soleada es ideal para el cultivo de variedades de uva de vino tinto como Mencía y el local Prieto Pricudo, utilizado para vinos afrutados con buen cuerpo. Las leyes de vino locales dicen que los vinos tintos y rosados ​​de Tierra de León deben elaborarse con al menos el 60% de cualquiera de las uvas.

Vino Tierra del Vino de Zamora

En el campo alrededor de Zamora, una ciudad histórica de Castilla y León, se encuentra la región vinícola Tierra del Vino de Zamora. Se asienta a orillas del río Duero, al oeste de la región vinícola de Toro. La vinicultura ha sido importante aquí durante mucho tiempo, con sus grandes vinos mencionados en los registros medievales. En la región se permite el cultivo de variedades de uva españolas tradicionales, incluidas Malvasía, Verdejo y Palomino para vinos blancos, y Tempranillo, Garnacha y Cabernet Sauvignon para tintos.

Valles de Benavente

Valles de Benavente es un vino de Castilla y León con calidad, marca otorgada a los vinos de una determinada zona de Castilla y León. Recibe su nombre de la zona de Benavente y Los Valles. La zona, a una hora en coche de la frontera portuguesa, está formada por un terreno variado e incluye cuatro ríos; el Tera, Órbigo, Cea y Esla, todos afluentes del famoso Duero. Los vinos tintos son más frecuentes y se basan en uvas Mencía, tempranillo y prieto picudo. Los vinos blancos de la región se elaboran a partir de las variedades Verdejo y Malvasía.

¿Cómo elegir el mejor vino de Castilla y León?

Una ruta enoturística por la denominación Ribera del Duero

La ruta del vino Ribera del Duero comienza en El Burgo de Osma. Este es un lugar perfecto para quedarse y disfrutar de su cultura. A partir de ahí todo a lo largo del río Duero gira en torno al vino: Aranda del Duero es la capital de la DO Ribera del Duero, el castillo medieval de Peñafiel alberga un fascinante museo del vino, y de camino a Valladolid, la ciudad más grande de Castilla y León, encontrará algunas de las bodegas españolas más famosas y prestigiosas.

El Burgo de Osma no forma parte de la Ribera del Duero, pero es un lugar perfecto para alojarse y comenzar nuestra ruta. A partir de ahí por la ribera del Duero, todo gira en torno al vino.

La carretera N122 nos lleva a San Esteban de Gormaz, donde encontraremos dos iglesias románicas, ruinas de un castillo y un puente medieval. Al salir de la N122, podemos bajar hasta Atauta para descubrir un paisaje típico castellano.

Aranda recibe el río Duero bajo sus puentes. La Oficina de Turismo organiza visitas a bodegas subterráneas.

En Aranda podrás pasear por sus plazas adoquinadas y comer en sus reconocidos asadores (restaurantes típicos de carnes asadas), famosos por su cordero asado. Te sorprenderá un agradable paseo por sus parques junto al río Duero. También se puede admirar la fachada de la Iglesia de Santa María o la de San Juan.

Te proponemos seguir por el Duero en dirección a Peñafiel, pero si dispones de un poco de tiempo libre es buena idea tomar la carretera A1 hacia Gumiel de Izán y visitar algunos de los pueblos cercanos que son muy interesantes desde el punto de vista cultural y vinícola, con multitud de bodegas y viñedos en Gumiel de Mercado o la Horra.

En Peñafiel no debes irte sin visitar su castillo que alberga un fascinante museo del vino. En Peñafiel también encontrarás algunas de las bodegas muy típicas y representativas de la Ribera del Duero.

De camino a Valladolid, podemos pasar por Curiel y Pesquera o dirigirnos hacia Quintanilla de Onésimo. En Curiel encontrarás muchos edificios históricos interesantes. En Pesquera existen hasta 17 bodegas pertenecientes a la Denominación de Origen Ribera de Duero, algunas de las cuales son de gran prestigio.

No muy lejos, en Valbuena, puedes visitar el Monasterio de Santa María. En Quintanilla, el río Duero discurre bajo un puente que data de 1583, y podrás pasear cerca de viñedos de reconocidas bodegas.

La Capital de Castilla y León cuenta con un importante patrimonio histórico y cultural. Hay monumentos religiosos notables como los monasterios que fueron responsables del desarrollo de la elaboración del vino en los siglos pasados. Sin embargo, los productores individuales aparecieron gradualmente y decidieron unirse a un gremio llamado “Herederos del Vino”.

Un paseo por los jardines junto al río Pisuerga en el centro de la ciudad es una experiencia placentera, seguido de una parada gastronómica en sus mesones, tabernas y figones, donde descubrirás los vinos de Valladolid. La Oficina de Enoturismo propone 2 rutas diferentes para aprovechar los atractivos y la tradición vitivinícola de la ciudad.

Una plataforma comprometida con lo nuestro Dónde Comer Sano

Con los desafíos de nuestro tiempo, los patrones de consumo están cambiando. Promociona productos locales, que, muy extendidos en los mercados, se encuentran en las estanterías de los supermercados e hipermercados.

Dónde Comer Sano promociona productos locales, que, muy extendidos en los mercados, se encuentran en las estanterías de los supermercados e hipermercados, además promueve una hostelería que apuesta por los productos de la tierra como el vino Ribera del Duero en el que el usuario encuentra un buscador de restaurantes que, además, se han comprometido con el medioambiente.

¿Cómo de util fue este artículo?

¡Ayudanos con tu voto!

Puntuación media 5 / 5. Cantidad de votos 1

Nadie a votado aún, puedes ser el primero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies